I'm afraid...

19:33

Hola, chicos ¿Cómo se encuentran? ¿Cómo los trata el final del verano?
Sé que no suelo hacer esta clase de entradas en el blog, ya que es un blog completamente literario, sin embargo, este se ha convertido en una de mis maneras de escape fundamentales y quería compartir algo con ustedes.
Sé que se estarán preguntando de qué se supone que hablo... Bueno, les explico: Todo comenzó con el mixtape de Min Yoongi, integrante de BTS.
La cosa es que, dentro de este mixtape, hay dos canciones que me han tenido pensando desde ayer: "The Last" y "So far away". Pues, la primera es como una autobiografía del cantante y, la segunda, habla de algo primordial para todos: Sueños. 
Le estoy dando demasiadas vueltas al asunto, así que vamos al punto. En "The Last" Yoongi explica que sufrió de ansiedad social (creo que así se traduce social axiety) y su temor por todo lo que estaba a su alrededor. Incluso hay un momento donde explica que durante un show se escondió en el baño porque tenía miedo ¿Pueden creerlo? Un chico que se supone que sueña con ser cantante, tiene miedo del público y, aunque no lo crean, esto nos pasa a muchos.
Todos tenemos ese sueño que, aunque parezca imposible, siempre está ahí, rondando nuestras cabezas. Gritándonos que ahí está y que debemos luchar por él, pero, por miedo a lo que nos depara el futuro, no le hacemos caso. Nos escondemos como Yoongi.
Y sé que muchos de nosotros tenemos ese sueño de ser escritores, bailarines, cantantes, incluso uno común como querer ayudar a todo el mundo siendo un gran doctor. Sin embargo, no luchamos por él porque siempre tenemos dos frases en nuestra cabeza: "soñar no te dará de comer" "un sueño no paga las facturas o la cuenta del supermercado" entonces nos cohibimos y decidimos irnos por lo seguro: Una profesión común. Ya sea una profesora, una secretaria e incluso una mesera, porque eso es lo que "nos dará el cheque de fin de mes"; y entonces yo me pregunto "¿Y mi felicidad qué?" "¿Se supone que debo ser feliz haciendo lo que los otros hacen?" y ahí es cuando llega la frase con la más que identifico de esta canción: "Ha sido un largo tiempo desde que mi vida cotidiana se convirtió en matar a mis pasiones y compararme a mí mismo con otros."  Porque así es, yo misma estoy matando mis pasiones.
Despierto todos los días temprano y tengo que arreglar todo en mi casa para que cuando mis padres lleguen "cansados" no encuentren desorden, luego me voy a la universidad, el trabajo y el francés, para entonces, llegar a mi casa casi a las 9 de la noche a hacer tarea, y lo mismo se repite una y otra vez ¿Y el tiempo para luchar por mi sueño dónde queda?
Les compartiré uno de mis grandes secretos: Quiero ser escritora. Quiero ser la John Green o Becca Fitzpatrick, para no aspirar a J.K. Rowling o Dan Brown, de nuestra generación ¿Pero cuándo tengo el tiempo de escribir? ¿Cuándo digo "me pondré a escribir una idea que tengo en la cabeza"? NUNCA. Y a eso es a lo que le temo.
Temo convertirme en una de esas personas amargadas que se sientan detrás de un computador y solo esperan el fin de mes para ganar dinero y mantener a su familia. Temo que nunca pueda llegar a ser realmente feliz. Temo que vaya a convertirme en "una más del montón" solo para hacer felices a mis padres y todos los de mi familia.
Se supone que soy el ejemplo de mi hermana menor, de todos mis primos, ya que hay menores que yo, y me ven como "una figura ejemplar" porque siempre tengo un libro en la mano y tengo buenas notas... Pero nada de eso me interesa.
Quiero dejar de aparentar ser perfecta solo porque mis padres quieren ser la envidia de sus hermanos... Quiero dejar de ocultar mi yo extrovertido, sarcástico, amoroso y soñador... Quiero dejar de darles ejemplo erróneo.
Quiero ser el ejemplo de mi primo que sueña con ser jugador de béisbol, no el ejemplo de mi primo que solo quiere dinero, quiero ser ejemplo de mi hermana que sueña con ser una gran estomatóloga y ayudar a los niños de la calle, no mi prima que quiere irse a vivir a otro país para conseguir dinero.
¿Entienden lo que quiero decir? Quiero ser el ejemplo de "sigue tus sueños" no el de "estudia algo que te deje dinero" porque eso es lo que hago. Estudio algo que no quiero solo porque eso "me dará dinero" y después, si tengo tiempo, puedo escribir un par de cositas y con eso se supone que seré feliz... ¡Pero no! Quiero ser feliz detrás de una computadora escribiendo mis ideas, creando historias. Aunque me muerda de hambre después, aunque todos dejen de hablarme; solo quiero ser feliz con mi sueño.
Voy a dejar de escribir porque si continúo sé que no pararé. Además, tienen suerte de que solo estoy escribiendo porque sino, tendrían que verme con los lagrimones bajando por mis mejillas.
Gracias por leerme, en serio, siento que al hacerlo alguien me escucha... Y lamento haber tomado una entrada del blog para esto, pero es que necesitaba sacarlo.
Besos y nos leemos...

You Might Also Like

3 comentarios

  1. ¡Hola!
    Entiendo a la perfección lo que dices, estamos en una sociedad en la que hacer lo que quieres y te hace feliz es poco viable y por lo tanto todos a tu alrededor te dicen que no lo hagas porque no tendrás dinero y parece que es todo lo que importa en el mundo actual, también está el factor del miedo y de tus capacidades, actualmente estudio Comunicación Social pero toda mi vida he sido tímida y hablo poco por lo que puedes imaginarte como mi familia reaccionó ante la repentina decisión de estudiar una carrera que está llena de gente extrovertida pero yo creía en mi misma y esas personas a mi alrededor a veces me dieron dolores de cabeza y me hicieron dudar, a lo que me refiero es que a pesar de todo, de la monotonía, de que la gente no confíe en ti, de que no da mucho dinero, sólo te digo que SIGAS TUS SUEÑOS, si haces algo que te gusta el dinero vendrá después, serás feliz y más importante habrás conseguido lo que querías.
    Ve poco a poco que los cambios muchas veces no llegan de momento y no desaproveches esas pequeñas oportunidades que da la vida.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Me imagino la reacción que debieron tener tus padres, supongo que sería la misma que tendrán los míos cuando los diga que no estudiaré lo que ellos quieren.
      Muchas gracias... En serio, me hace sentir mejor saber que hay más personas ahí afuera que no se han dado por vencidas con sus sueños...
      Besos.

      Eliminar

Con la tecnología de Blogger.